viernes, 8 de enero de 2010

Aproximación al habla granaína

Queridos lectores. Aquí os traigo una especie de diccionario que os puede ayudar en vuestro caminar por la ciudad de Granada o su provincia. El granadino (léase granaíno) es un dialecto del andaluz que a su vez es un dialecto del castellano, así que no os será difícil entender a los autóctonos si conocéis, lógicamente, el idioma de Cervantes y de Federico García Lorca. Aún así existen ciertos “palabros” que os pueden asaltar en vuestra visita a la ciudad de la Alhambra. Así que como el saber no ocupa lugar, aquí os los dejo.
Quiero y doy las gracias a cuantos han recopilado este diccionario, sobre todo a Alfredo Leyva Almendros, autor de un delicioso diccionario del granaíno que aconsejo a cuantos deseen aproximarse al habla y al gracejo de la ciudad, tan distinto del resto de Andalucía. Pero mi gratitud va, sobre todo, al pueblo de Granada por su riqueza lingüística.
Diccionario Granaíno-Castellano
Ahelico (léase ajelico): Niño pequeño, criatura que mueve a compasión o ternura. Ejm: Ande está el ahelico.
Ande: Donde.
Amoto: Moto. Ejm: ande irás con la amoto.
Apollardao : Atontado. Ejm: Tú cada día estás más apollardao.
Bocaná: tontería.
Buhero (léase bujero): incisión o hendidura que se produce en algunas superficies, también llamado hoyo. Ejm: Ten cuidao con ese buhero.
Bute: Hombre del saco. Personaje siniestro perteneciente al imaginario colectivo Ejm: Niño, duérmete que viene el Bute.
Calamonazo: Golpe tremendo dado en la cabeza de un granaíno. Ejm: Se ha caío pa tras y se ha dao un calamonazo del copón.
Cauchil: dícese de una boca de riego.
Chavea: niño, muchacho. En Córdoba se sustituiría por “neneh”. ejem. El José tiene tres “chaveah”.
Chispilla: Unidad de medida universal similar a la mihilla, aunque generalmente su valor es menor que el de ésta (véase mihilla).
Chispitilla: Unidad de medida fraccionaria de chispilla. Su valor depende en cada caso de las circunstancias, aunque normalmente es bastante pequeño.
Conti coneso: conjunción disyuntiva que se coloca antes de enunciar una frase de advertencia, precaución o consejo. Ejm: No llueve, pero conti coneso llévate el paraguas.
Cuchi: sinónimo granadino de caramba. Ejm: cuchi er tio.
Curcusilla: parte baja de la columna o coxis. Ejm: hoy me duele la curcusilla. Será del golpe que me endiñé (véase también endiñar).
Encartar: palabra muy usada en el granaíno que se emplea para indicar si algo viene bien o no. Ejm: hoy no me encarta cambiar la bombilla.
Endiñar: Se usa tanto para indicar “dar un golpe” como para “endosar a alguien algún trabajo enojoso”. Ejm: Ahora viene el tontopollah del jefe y me endiña más trabajo.
Enjaretao: montado, acabado. Sin embargo, lo normal es usar este adjetivo precedido de "medio", lo que significa una situación intermedia en el arreglo o construcción de alguna cosa o estancia. Ejm: el trabajo que me pediste está ya medio enjaretao.
Ennortao: abstraido, distraido. Ejm: el niño está hoy ennortao.
Espeluzná, espeluznao: despeinado/a Ejm: vienes to espeluznao.
¡Foh!: interjección de apatía y sentimiento negativo típicamente granaína. Ejm: ¡Foh! Y ahora encima hay que levantarse.
Hiñar (léase jiñar): Hacer de vientre.
Hiñaero (léase jiñaero): Servicio o cuarto de baño.
Ioputa: Hijo de puta dicho en sentido cariñoso y sin que duela la garganta al pronunciar la jota castellana.
Irsus: Instar a una o varias personas a marcharse del lugar en el que se encuentran.
Jarmazo: Caída importante y accidental de una persona. Ejm: Se ha metió un buen jarmazo.
Lavín: Expresión de asombro ante un hecho insólito, se suele acompañar de tio o compae. Ejm: Lavín compae que porrazo se ha metió ese.
Lominmitico: Es tan parecido que es igual. Ejm: Tio ese coche es lominmitico que ese otro.
Malafollá: Expresión granaína por excelencia. Dícese de una cualidad inmaterial e inherente a todo granaíno. Viene a ser como una mezcla de apatía, desgana y lo contrario de simpatía.

Mihilla (léase mijilla): unidad de medida universal. Aplíquese a multitud de magnitudes, tales como tiempo, peso, espacio, capacidad, etc. Es la unidad básica del sistema métrico granaíno. Ejm: ¿qué falta para llegar a Motril? Ná, una mihilla.

Mititilla: unidad de medida fraccionaria de mihilla. Su valor depende en cada caso de las circunstancias, aunque normalmente es bastante pequeño.

Nacapacá: típica construcción granaína que se emplea para indicar a alguien que se acerque inmediatamente. Ejm: Niño.ven nacapaca.

Panzá: Véase pechá.

Pechá: Indica una gran cantidad de lo que sea (generalmente no bueno). Ejm: Me he pegao hoy una pechá de trabajar.

Pollah. Expresión siempre en boca del granaíno que significa algo malo o de disgusto por conocido. Ejm: Vaya pollah, mira que tener que ir ahora a Motril.

Reconcomia: Indica mala conciencia del granadino. Ejm Llevo toa la noche reconcomía  pensando en lo mal que me porté con Juan.

Regomello: Indica sensación de preocupación por alguna persona o situación: Ejm: Me da regomello no haber ayudao a Pedro.

Repeluhno: Escalofrío que entra cuando se siente de repente frío o miedo. Ejm: Me ha entrao un repeluhno por to el cuerpo cuando he visto el perro muerto.

Repullo: Susto, sobresalto. Ejm: Deja de darme esos repullos.

Suhs: Pronombre personal de segunda persona del plural. Ejm: ¿Suhs ireis ya de una vez?

Tah aviao: Sinónimo de la llevas clara. Ejm: Si quieres ligar con Rosa, tah aviao.

Tenguerengue: Indica equilibrio difícil o ajuste defectuoso, se utiliza siempre después de haber realizado una chapuza: Ejm: Lo he dejao to en tenguerengue pero puede aguantar hasta que lleguen las piezas.

Tinmayao: Tengo hambre.

Versus: sinónimo de irsus. Ejm: Anda, versus ya de una vez.

Yoli: Niña granaína que se distingue por llevar unas botas muy altas y los ojos repintados con rabos, viste de chándal y su tono de dialogo podría rayar en la contaminación acústica por lo elevado y su lenguaje raya lo soez


6 comentarios:

Beatriz dijo...

Gracias por regalarnos una sonrisa y un paseo por esta maravillosa ciudad!!

Antonio González Novo dijo...

Por casualidad me he topado con esta página y como todo lo que huela a mi Graná me ha encantado.
Sobre todo esa magnífica foto de portada con las piezas de ¿Fajalauza?
Sin embargo estoy en total desacuerdo con la descripción que da a la palabra "Chavea"; para los que ya llegaremos pronto a los sesenta no viene al caso esa descripción. Mi padre y los padres de mis amigos y hasta yo mismo siempre nombramos a nuestros hijos como "chaveas", -mi chavea está jugando con el tuyo...mi chavea me tiene mu cabreao-.
Pues nada felicidades de uno que nació en la calle Larga de San Cristóbal del Albaicín.

Manuel Santaella dijo...

Antonio muchas gracias por tu comentario y por tus felicitaciones. Decirte que estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo tengo ya unos años y siempre he oido hablar de chavea cuando nos referimos a los niños. Te diré que esta información la he recogido del diccionario del habla granaina del profesor granaino Alfredo Leyva Almendros, un hombre que nació en 1958.

Autismo Málaga dijo...

Hola, Manuel. Te agradezco tus palabras sobre el “Diccionario del habla granaína” y el aconsejar su lectura, sin embargo, me gustaría corregirte en relación a la palabra “chavea”, pues no es la definición que yo daba el diccionario. Lo habrás tomado de otro lugar.
En mi diccionario figura así; chavea: niño, muchacho. ehem. er Hoseíco tiene treh chaveah. En Córdoba se suhtituiría por “neneh”. esp. niño, muchacho. ejem. El José tiene tres “chaveah”. En Córdoba se sustituiría por “neneh”.
Un cordial saludo.
Alfredo Leyva.

Manuel Santaella dijo...

Alfredo.

Te agradezco tus palabras y tu corrección con respecto a la palabra "chavea". Tienes razón, para elaborar el artículo bebí en distintas fuentes y creo que metí la pata. Pido disculpas y corrijo la entrada.

Nigüejareña Belinda Moqiya dijo...

Hola soy Escritora y he relatado un escrito con palabras granaínas, me preguntaba si podría ponerlo aquí en su blog? venga un saludo Belinda.