domingo, 17 de enero de 2010

De paseo con José Manuel. Descubre Granada 1


Me ha dicho un buen amigo, José Manuel se llama, que en unos meses irá, con su familia, a visitarte Granada, así que permíteme que te presente y le dé en tu nombre algunos consejillos para que su estancia resulte interesante y acogedora. Estos consejos os los doy al resto de amigos lectores que han decidido visitar esta ciudad y han recalado en esta página, con la pretensión de daros la bienvenida a Granada.


Cuenta una leyenda que Granada debe su nombre a una de las hijas de Noé o de Hércules, que de los dos se dice que fue descendiente, llamada "Granata". La Historia dice, sin embargo, que toma el nombre del barrio, o ciudad, judío de Garnata que junto al asentamiento de romano de Iliberis, o Florentia, que de las dos maneras la llamaron los romanos, conforman lo que más tarde sería Granada. Pero si queréis conocer un poco de la historia de la ciudad. lo mejor es visitar esta Web.


Ya conocemos la historia y la leyenda. Ha llegado la hora de conocer la realidad de la ciudad. José Manuel cuando llegues a Granada, lo primero que debes hacer es dejar aparcado el coche. Te parecerá raro, pero en estos momentos Granada es una ciudad caótica para el tráfico rodado  y como muestra, basta un botón pulsa aquí.


La ciudad está toda levantada por la construcción del Metro y las calles centrales están prohibidas al tráfico rodado, salvo que seas residente o estés alojado en algún hotel céntrico, en cuyo caso deberás pedir en la recepción que te quiten la multa que el muy Ilustre Ayuntamiento de la ciudad, seguro, que te ha puesto nada más entrar, ¿no es cierto querido alcalde? Por eso mejor dejar el coche nada más llegar al hotel y usar el trasporte público, el turístico o tus pies ya que no estás en una ciudad demasiado grande y se puede recorrer caminando, que es como dicen que se leen mejor las ciudades, recuerdas la célebre frase del escritor Max Aub Mohrenwitz: “La ciudad es un libro que se lee con los pies”.


Pero regresemos a la ciudad. Mi primer consejo es que hagas la reserva en un hotel que esté ubicado cerca del Palacio de Exposiciones y Congreso. De esta forma, estarás a pocos minutos del centro de la ciudad, caminando, y tendrás la ruta de salida en coche sin demasiados problemas (aunque algunos habrá) para alcanzar la carretera de circunvalación (A-44),  que te lleva a la costa granadina, a la Alpujarra o te devuelve a Madrid. Esto tómalo sólo como un consejo ya que elijas el hotel que elijas deja el coche aparcado allí.




Te indico que busques el hotel cerca del Palacio, además de por su fácil salida de la ciudad, porque en un radio de unos cinco minutos a pie desde el citado edificio tienes un buen montón de hoteles de tres, cuatro y cinco estrellas la mayoría de ellos de reciente construcción, es decir, modernos. (Hotel San Antón de cuatro estrellas, Hotel Saray, también de cuatro estrellas; Hotel Tryp Albaicín, de cuatro estrellas, Hotel Carmen, de cuatro estrellas; Hotel Dauro, de tres estrellas u Hotel Juan Miguel, también de tres estrellas, entre otros).
Otro consejo. Antes de venir a Granada trae planificadas tus rutas por la ciudad, salvo que te guste la aventura, cosa que en Granada es también emocionante. Lo que sí te aconsejo es que dejes un día para visitar la Alhambra, sobre todo porque esa visita resulta cansada para vosotros y para las niñas, son muchas horas caminando por el recinto nazarí.


Entonces recapitulemos: desde Madrid (o desde la ciudad de procedencia) habrás realizado la reserva del hotel y, sobre todo, sacado ya los billetes (o mejor dicho la reserva de los billetes) para visitar el monumento de la Alhambra. El día que tengas programada la visita puedes utilizar el coche, pero te aviso, para ello debes dirigirte a la circunvalación de Granada (A44), dirección Sur (Motril); una vez haya bordeado la ciudad, encontrarás la dirección Ronda Sur (Alhambra). Cuando llegues existe un aparcamiento para vehículos que se llena de coches enseguida, por lo que te aconsejo que acudas temprano (a la hora que abran el monumento). El párking todo el día es caro, el precio del aparcamiento es de 1,70 euros la hora. Otra forma de acceder es en autobús de la Alhambra. Existen 2 líneas de autobús urbano que realizan el trayecto hasta la Alhambra, las líneas 30 y 32, que parten de Plaza Nueva y suben por la Cuesta de Gomérez. Pulsa aquí para ver precios y líneas de autobuses.


Nada más llegar a las taquillas, ya sean las del Generalife (si vas en coche) o las de la puerta del Palacio de Carlos V (si subes en autobús), lo que tienes que hacer es preguntar donde se sacan los billetes ya reservados por Internet (acuérdate de llevar los DNI y el resguardo y número de reserva que te dan en Internet. Existen máquinas allí en las taquillas y una azafata que ayuda a realizar la operación). El motivo de sacar el billete con antelación (cuesta 1 euro más que en taquilla pero tienes la seguridad de que entrarás) es para no tener sorpresas desagradables, y, sobre todo porque dependiendo de la antelación con la que lo saques podrás elegir la hora de la entrada a los palacios Nazaríes. Planifica bien la hora de entrar a los palacios Nazaríes y para ello mira este enlace.


Pero las excursiones por la ciudad son otra cosa. Ya desde el hotel y dependiendo de su ubicación, busca la manera de llegar hasta Puerta Real (estarás muy cerca si has reservado junto al Palacio de Congresos y es un paseíto agradable). Debes buscar la Carrera del Genil conocida como de la Virgen de las Angustias que te subirá hasta Puerta Real. pulsa donde pone mapa. En la Carrera del Genil se encuentra la Basílica de la Virgen, que es la patrona de Granada, y si te apetece, pasa a verla. Te dejo este enlace.


Una vez en Puerta Real, estás ya en el centro de la ciudad y estás ya a un paso del Ayuntamiento y de las calles comerciales de la ciudad (Recogidas, Reyes Católicos, Ángel Ganivet, Mesones). 


Si continúas tu camino desde Puerta Real hacia el Ayuntamiento, llegas a un cruce de cinco calles, una de ella peatonal, la calle de Mesones o la calle de las tiendas de Granada. Bueno en ese cruce de cinco calles gira un poco a la derecha, pero no a la derecha del todo, y coges la calle de los Reyes Católicos, nada más iniciar el camino por ella te encontrarás a la derecha una plaza, es la del Ayuntamiento un edificio curioso de visitar si está abierto. Se trata de un antiguo convento pero del que queda muy poco en pie, situado la plaza del Carmen, es un edificio que mejor lo calificáis vosotros, los visitantes. Mira.


Éste si te gustará, José Manuel. Si sigues por la calle Reyes Católicos te toparás un poco más adelante, a la derecha, con el Corral del Carbón, un edificio donde se hospedaban los mercaderes que acudían al mercado árabe de la “Alcaicería” que está situado cerca de la Catedral. Hoy día se usa para dar conciertos o representaciones variadas. Pulsa aquí.
Continuando por la Calle de los Reyes Católicos llegarás hasta la Plaza de Isabel la Católica, donde está la estatua de la Reina Isabel y de Colón arrodillado que le pide dinero para ir a la aventura americana o de las Indias que era lo que él creía que se iba a encontrar, e Isabel le da sus joyas. En esta plaza tienes dos opciones. Si sigues recto entrarás en Plaza Nueva, el lugar más bonito de Granada.